El BID alerta por por “frágil recuperación” de las exportaciones argentinas

Pese a los esfuerzos oficiales para reabrir y lograr nuevos mercados para los productos argentinos, las exportaciones siguen sin repuntar. En el primer semestre del año registraron un alza de apenas 0,7% interanual en valor, ante una tendencia alcista de los productos básicos, de acuerdo al último Monitor de Comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El economista principal del sector de integración y comercio del BID, Paolo Giordano, destacó el incremento en el valor de las exportaciones, pero aclaró que “la recuperación resulta frágil dada, entre otros factores, la moderación (registrada desde julio último) de la tendencia alcista de los precios de los productos básicos”.

“Desde la crisis financiera el país ha perdido el 21% de su cuota del mercado global”, resaltó el informe de la entidad que dirige Luis Moreno.

El documento remarca que, entre 2010 y 2015, la Argentina experimentó una caída de las exportaciones de 17,8%. La principal causa de esa retracción estuvo dada por la pérdida de competitividad (26,4 puntos porcentuales) en el mercado intrarregional.

Sobre el resultado del comercio exterior local en el primer semestre de este año, Giordano indicó que “se debe medir el margen que tiene el país para cosechar los beneficios de las reformas que

Según Giordano, el crecimiento del 0,7% en el primer semestre “debe medir el margen que tiene el país para cosechar los beneficios de las reformas que se están discutiendo y otras que se implementaron”.

Tras aclarar que su especialidad no es la regulación laboral y en referencia a la situación regional, el economista señaló que “si la región ha acumulado un retraso competitivo, seguramente parte de eso se debe a la regulación laboral”.

El Monitor del BID destacó que los problemas de competitividad no se dieron únicamente en la Argentina. Es más, enfatizó que en el período analizado se incrementó la falta de competitividad de las economías de los países de la región, al punto de llegar a perder mercados incluso dentro de América latina a mano de los asiáticos, pero también de los europeos y estadounidenses.

Fuente: El Cronista

Nuestras redes: