Las exportaciones perdieron 21% de participación de mercado

Por Annabella Quiroga

Este año, las exportaciones argentinas muestras un leve repunte después de seis años de caída. Pero aún queda mucho terreno por recuperar: un relevamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), presentado hoy en Buenos Aires, señala que desde la crisis financiera, el país ha perdido el 21% de su cuota de mercado global.

Según el Monitor de Comercio del BID, las exportaciones argentinas crecieron 0,7% en el primer semestre de este año.
Para Paolo Giordano, economista principal del sector de integración y comercio del BID, “la recuperación resulta frágil dada, entre otros factores, la moderación de la tendencia alcista de los precios de los productos básicos”. Entre 2010 y 2015, las ventas externas argentinas cayeron 17,8%, especialmente por la pérdida de competitividad en el mercado intrarregional.
Según consignó la agencia Télam, el BID remarcó que en la región se incrementó la falta de competitividad, al punto de llegar a perder mercados incluso dentro de Latinoamérica a mano de los asiáticos, pero también de los europeos y estadounidenses. Giordano indicó que América Latina en general y el cono sur en particular “ganaron cuota de mercado en Asia con la venta de productos primarios, pero perdieron cuota de mercado en manufacturas de recursos naturales: exportamos la materia prima, los asiáticos la transforman y ganan con productos de mayor valor agregado”.
Marcelo Elizondo, titular de la consultora DNI, indica que este año Argentina exportará cerca de US$58.000 millones, unos US$25.000 millones menos que los que exportó en 2011.
El Mapa de las Exportaciones en Argentina, elaborado por la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI), detalla que en septiembre, las exportaciones llegaron a US$5.128 millones, mientras que el acumulado de enero alcanzan los US$43.920 millones.
Para la agencia, la performance de las manufacturas de origen industrial es “excelente”, con un registro de US$13.435 millones y un aumento del 10,6% interanual en el acumulado enero-septiembre.
Desde la visión de la consultora Ecolatina, durante la gestión de Cambiemos, “hubo un avance en las cantidades vendidas al exterior, pero aún no se ha logrado recuperar los niveles previos a la imposición del cepo cambiario. A su vez, cuando nos detenemos en la situación de los diversos sectores exportadores, se observan disparidades que, en parte, son un alivio para el frente externo pero que a la vez abren incógnitas sobre el futuro”.
En este contexto, el déficit del comercio exterior continúa rompiendo récords: en los primeros nueve meses acumuló un rojo de US$5.200 millones, superando el desequilibrio previsto para todo el año en el proyecto de Presupuesto 2018 presentado hace dos meses (US$ -4.500 millones). Mientras las exportaciones están prácticamente estancadas, las importaciones crecen al 18% anual.
Con el atraso cambiario como trasfondo, las manufacturas de origen industrial son el sector más pujante dentro de los rubros exportadores. En lo que va del año los volúmenes vendidos al exterior aumentaron 10%, pero esto no alcanzó para compensar el retroceso de de los últimos años: las cantidades vendida están 31% por debajo del registro del mismo período de 2011.
En cambio, los productos primarios y las manufacturas de origen agropecuario, si bien cayeron 8,7% y 1,8% respectivamente en el año, están por encima del registro de 2011. En parte esta baja se debe a la decisión de los productores de esperar a que mejoren las condiciones para comercializar los granos. En 2018, las retenciones a las exportaciones de soja, que hoy están en 30%, bajarán medio punto porcentual por mes.
Ecolatina advierte que “la conjunción de estos dos fenómenos da como resultado una reprimarización de las exportaciones”. Hoy dos tercios de las exportaciones son productos primarios o agropecuarios, cuando en 2011 el 58% de las divisas del comercio provenían de estos productos. Por su parte, las manufacturas industriales perdieron participación, al pasar de representar 34,5% en 2011, a 30%.
Además de primarizarse , las exportaciones pierden peso dentro de la economía: en 2011 representaban en 21,6% del PBI y hoy están apenas por encima del 19%. Para revertir este cuadro, Ecolatina destaca que serán fundamentales “las mejoras institucionales, las reformas estructurales y la apuesta por modernizar la infraestructura y bajar los costos logísticos que está llevando adelante el Gobierno”. Sin embargo, “ello no compensa el deterioro actual del frente externo producto de la profundización de la apreciación real de la moneda. Por el momento, el endeudamiento externo permite sortear la restricción externa, pero existe el riesgo de que este se frene antes de que la economía haya mejorado su competitividad no cambiaria, generando un nuevo ciclo de stop&go”.

Fuente: Clarín.com

Nuestras redes: